EL REINO DE ESMIRNA

Lugar de encuentro para los esmirnianos y bastión del rol en Guaranpis


    Odas bélicas

    Comparte
    avatar
    Marcus
    Rey de Esmirna
    Rey de Esmirna

    Masculino
    Pergaminos escritos : 808
    Edad : 31
    Feudo ó Ciudad : Villa Dragunova, Nova Esmirna, Bryandor Novaya
    Titulo nobiliario : Rex Esmirniarum
    Lado : Rosa
    Personaje : Nozomu Itoshiki
    Raza: Euro-asiático
    Sexo: Hombre
    Religión/cultura: Judía
    Deidad: Yavhé
    Titulos Honorificos: Profeta del Fuego, Director General de la Compañia Santa Vania.
    Clan familiar: von AS
    Tribu Gremial: Compañia Santa Vania
    Cónyuge/Pareja:
    Hijos:
    Gremio :
    Fecha de inscripción : 14/09/2008

    Odas bélicas

    Mensaje  Marcus el Vie Nov 28, 2008 5:19 pm

    La Caida de Angelus

    Los copos de nieve, caian sobre un suelo nevado, salpicado de rocas grisaceas.
    En mitad del claro del bosque, se alzaba la monumental fortaleza de Angelus, capital del reino de Grecia.
    El viento rugia por entre las almenas relucientes de escarcha, acumulada durante la mañana.
    En derredor, miles de arboles cuyas copas estaban cubiertas por un manto de nieve.
    La guarnición, minima por la guerra, el hambre y las enfermedades que asolaban la región, hacia su guardia como una mañana más.
    Hacia poco más de doce días que un mensajero alado (paloma) llegó trayendo consigo un mensaje, las tropas del rey Marcus están en camino.
    Miles de jovenes macedonios, cansados de los rigores del campo, decidieronse por buscar fortuna en las armas, que siempre traen botines, fama y riquezas, cuando no la muerte y el olvido en anónima sepultura lejos del hogar.
    Al otro lado, desembarcaban otros miles de turcos, selyucidas.
    Dos caminos que llevaban irrefenablemente a un mismo final..
    Los Macedonios, debian arribar y flanquear el enorme despliegue de fuerzas de la gran reina Barbara.
    Mientras, los turcos, abrian de avanzar con rápidez a lomos de sus monturas a lo largo de las estepas helenas.
    Pero las heladoras temperaturas y el fuerte viento, retrasaron a los valientes anatolios durante días, tanto más cuando debian escalar montañas y cruzar encrespados barrancos, guiando a sus corceles.
    Los Macedonios de Marcus, llegaron a la zona boscosa y tras un día de marcha, ya vieron las columnas de humo de miles de fuegos de campamento.
    El enemigo se habia atrincherado y los exploradores, avistaron y contaron al menos, una diferencia de diecisiete a uno.
    Los reclutas recien salidos del castillo, carecian de experiencia, mas no de coraje y avanzaron tratando de no delatar su posición.
    Por desgracia, los oficiales de Barbara, siguiendo sus indicaciones, apostaron centinelas a lo largo del perimetro, agazapados en los arboles, ocultos por la nieve.
    Cuando los valientes Macedonios quisieron darse cuenta, tenian encima a las hordas de Barbara.
    El Tribuno Dietrich van der Vaght intento que sus hombres formasen en círculo, pero la mayoria, aterrorizados, salieron corriendo, tratando de salir de la espesura del bosque, de alcanzar el tan anhelado refugio que era Angelus.
    Mientras traspasaban a la carrera la maleza, van der Vaght ordeno a apenas una cohorte de sus hombres formar y preparar sus ballestas de repetición.
    Conforme veian algún movimiento entre la maleza lanzaban andanadas de virotes, el repicar del mecanismo se escuchaba como un eco, y decenas de agudos silvidos cruzaban el aire, pero ni un sólo gruñido o grito que delatase un objetivo acertado...
    Los jovenes reclutas, alcanzaron las puertas de Angelus, que les recibieron abiertas.
    Una vez que el último de ellos traspaso el umbral, las puertas se cerraron.
    El Tribuno y sus hombres, sin municiones ya, corrieron tambien a resguardarse.
    Cuando alcanzaron el claro y vieron la imponente edificación, suspiraron de alivio.
    Jadeando por la carrera, expulsando vaho a cada espiración, se dirigieron hacia allí, mientras las puertas se abrian y salian a recibirles un grupo de ballesteros.
    Las pupilas de van der Vaght se dilataron y parecio convertirse en una estatua, como si el viento y el frio lo hubiesen congelado, cuando vio a los hombres que tenia ante si, apuntarles con sus ballestas y soltar una tras otra media docena de andanadas.
    Virote tras virote cruzo el viento y traspaso armaduras de cuero y de malla, carne y hueso..
    Toda la nueva mesnada de la Legio II Arcana, yacia muerta sobre la nieve virgen de Angelus, o sobre la fria piedra de su patio de armas, donde habian sido pasados a cuchillo, uno por uno.
    La fortuna, caprichosa como es, quiso que la Legio I KaylaEngels se retrasase por el difícil terreno y no sucumbiera ante tal ardid.
    Un día, les salvo un día...
    Abatidos y conmocionados por la suerte de sus hermanos, marcharon de la zona, a campo abierto, donde a pesar de las ordenes, se desfogaron dandose al pillaje, descontrolados completamente y ante la impotente mirada de los oficiales...
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Sabidurias 1:1

    Caballeros y damas, leyendo, he leido cosas muy feas.
    Esta guerra, era inevitable, los que sabemos la verdad, los que vimos los albores de la tempestad, como crecia lentamente.. no nos engañemos, todo estaba escrito en las tablas del Destino.
    Ahora, demos lo mejor de nosotros mismos.
    Y recordemos, que siempre hay uno mejor, todos podemos caer ante alguien superior o con más suerte y/o recursos.
    No menospreciemos ni nos riamos del enemigo abatido, regocijemonos y demos gracias.
    Porque un guerrero, honra a los caídos, sean enemigos o no, porque es gracias a los que han muerto por su acero que tiene la gloria, es por los caídos que él es singular y admirado.
    Caigan unos u otros, no dejemos que el desprecio empañe esto, porque al fin, todos somos una misma cosa, guaranpinos.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    La Oscuridad de Esmirna

    El gobernador, Otho van Wothenberg se encontraba paseando en el soleado jardín real, donde decenas de plantas distintas crecian y aromatizaban el aire.
    Era un día esplendido a pesar de ser Febrero.
    Aspiraba el aroma de unos tulipanes, cuando escucha unos pasos.
    Llevaba toda la mañana trabajando y viendo la forma de rebajar los opresivos impuestos que se vieron obligados a poner con la guerra, sin encontrar una solución.
    El Gobernador, se gira con su parsimoniosa forma, casí afeminada dirian algunos y mira con gesto risueño al joven guardia, mirandolo de arriba a abajo.
    Una armadura de cuero blanca como el marfil, en cuyo pecho una media luna azul y un sol en cuyo centro pondera el León, simbolos sagrados de la Diosa y de la Dinastia.
    Un yelmo pintado de blanco con una cresta rosa.
    El joven permanece firme ante el Gobernador.

    Otho van Wothenberg - ¿Qué deseais von Uthering?, ¿no veis que estaba ocupado?.

    Explorador von Uthering - Mi lord, han desembarcado tropas desconocidas en nuestras costas, han llegado a dos de los santuarios más sagrados.
    El de _m y el del ángel Kayla.

    Otho van Wothenberg - ¿Como?... ¿que estandarte portan?, ¿como son?..

    Explorador von Uthering - M.. mi l.. lord, apenas pudimos verlas, iban de negro, eran como sombras, se movian demasiado rápido para distingir nada.
    Lo que si vimos fue un estandarte rojo como la sangre con un dragón o un grifo.. no pudimos verlo bien.

    Otho van Wothenberg - Mein Gott... dad la alarma de inmediato, meted todas las provisiones de los campos cercanos en la ciudad y enviad un mensaje a las Legiones I, II y III, que vengan todas, no podemos permitir que caiga el Reichtag, la ciudad de Esmirna no debe caer bajo ningún concepto.

    Mientras los guardias avisaban a la población y la hacian entrar a la ciudad, llevando consigo sus biberes, una ola negra tomaba las costas y rodeaba poco a poco la capital.

    Los ballesteros de la Guardia del Fenix forman en la muralla, cargando sus ballestas de repetición y los caballeros del León se situan detrás para repeler los asaltos.. suena el cuerno, y como un eco, decenas, cientos de cuernos suenan a lo largo de todo el Reino... la guerra, ha comenzado.. esta vez, en casa.


    _________________
    La Justícia es mi sendero, el Honor mi guía, la Gloria, mi destino.
    Compus sui - Se dueño de ti mismo.
    Multi sunt vocati, pauci vero electi - Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.
    Pectus est quod disertos facit - Es del corazón de donde nacen los grandes pensamientos.


    ALL HAIL ESMIRNA
    avatar
    Marcus
    Rey de Esmirna
    Rey de Esmirna

    Masculino
    Pergaminos escritos : 808
    Edad : 31
    Feudo ó Ciudad : Villa Dragunova, Nova Esmirna, Bryandor Novaya
    Titulo nobiliario : Rex Esmirniarum
    Lado : Rosa
    Personaje : Nozomu Itoshiki
    Raza: Euro-asiático
    Sexo: Hombre
    Religión/cultura: Judía
    Deidad: Yavhé
    Titulos Honorificos: Profeta del Fuego, Director General de la Compañia Santa Vania.
    Clan familiar: von AS
    Tribu Gremial: Compañia Santa Vania
    Cónyuge/Pareja:
    Hijos:
    Gremio :
    Fecha de inscripción : 14/09/2008

    Re: Odas bélicas

    Mensaje  Marcus el Vie Nov 28, 2008 9:09 pm

    ---------------------------------------
    El sitio de Esmirna, día I

    Marcus, permanecia ajeno a la guerra, paseando por la playa junto a su amada Kayla y sus dos hijos, todavía unos niños.
    Sin saber, que muy lejos, su ciudad, amada y cuidada durante años, estaba totalmente rodeada y bajo asedio.
    La inmensa ciudad de Esmirna, cercana al mar, era famosa en todo oriente, por encima de la propia Bizancio o Athenas, por sus bibliotecas, baños públicos, calles perfectamente delineadas, parques y paseos, fuentes y una arquitectura única, mezcla de las corrientes de Sera Maior (China), arabicos, indios y occidentales.
    Las calles se encontraban atestadas, el palacio repleto, así como los albergues, los refugiados habian dejado de llegar hacia pocos días.
    Las provisiones, literalmente se evaporaban.
    El Gobernador, habia llamado a las armas incluso a los retirados veteranos, a hombres y mujeres.
    Entre las tropas de élite, se encontraban las valquirias de Esmirna, temidas guerreras entrenadas desde niñas según sus aptitudes.
    Portaban una ligera armadura de una extraña aleación, revestidas de marfil o bañadas en plata u oro, según su rango.
    Todas portaban en sus yelmos la media luna azul, echa con zafiros.
    Se dividian en dos especialidades, las llamadas arcangeles, en cuya armadura portaban dos alas metalicas y las amazonas, que iban tanto a pie como a caballo.
    Custodias del arcano templo de Artemisa, la Diosa de la ciudad, nunca se echaban atrás, ni daban cuartel ni lo esperaban, tan sólo tenian un fin en la vida, honrar a la divinidad y dar sus vidas por ella.
    La ciudad comercial, estaba preparada para el embite, habian oido del ejército que tenian ante si, al fin veian a sus enemigos, los ghouls de Falquian.. rumores se habian echo eco, cuando diez años atrás, el rey mando una embajada a la ciudad amiga, Kiev, de guerreros temibles que portaban siempre su negra armadura, echa de escamas de acero.
    Una mirada de hierro, imperturvable que sobrecogia el corazón de quien miraba...

    El sol se habia puesto hacia horas, y tan sólo las antorchas, centenares, miles, iluminaban las almenas y las calles.
    En las torres, centenares de ingenieros preparaban aceite y plomor para soltarlo sobre los asaltantes.
    Todos permanecian en silencio sepulcral, esperando que la oscuridad se cierna sobre ellos.. pero en vez de eso, un batir de alas sobre sus cabezas llama su atención.. miran al negro cielo y no ven nada por más que escrutan la oscuridad..

    ------------------------------------------
    Fragmento escrito por Falquian

    Algun lugar de la fria Rusia.

    El vastago mira como uno tras otro los mensajeros llegan y llegan,algunos con noticias del frente otros tan solo con descalificativos .

    Las ordenes estan dadas y las Legiones marchan para su combate.Se abrocha la capa y sale al frio del exterior, la oscuridad lograda por varias capas de tela cumple su funcion.

    Los generales esperan la llegada del Señor de Uberstan , al pasar junto a ellos todo lo siguen en fila,las catacumbas del Gran castillo se abren como las fauses de un oscuro monstruo .

    Dentro espera un mensajero.

    -Mi señor llegamos a Esmirna.

    -Perfecto ,mandad los halcones .

    Y el silencio volivo a reinar sobre el lugar cubierto de mapas y directrices.

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    El asalto y caida de Esmirna

    Mientras absortos, los soldados miraban al cielo, unas sombras se movian a gran velocidad en el patio de armas.
    Con un certero golpe, aplastaron los craneos de los centinelas y cortaron las cuerdas, haciendo que las poleas girasen a gran velocidad y el puente cayera en seco, creando un puente a las puertas de la ciudad.
    Los Ghouls de Falquian, cargando con una horrenda maquina, llegaron en pocos segundos al portón y comenzaron a golpearlo, mientras decenas de proyectiles eran lanzados contra las murallas.
    Los Ghouls cargaron contra el castillo, los esmirnianos miraron incredulos, ¿a donde iban sin escalas?.. pronto encontraron respuesta, cuando de fila en fila saltaron más de treinta metros hasta las almenas.
    Tomados por sorpresa, la primera fila de esmirnianos cayo a golpes de espadas y hachas.
    La consúl Adalqisa von Ritterland, Tribuno de las Valquirias, reaccionó y comenzo de inmediato a impartir ordenes.

    Consúl Adalqisa von Ritterland - Guardias del Fenix, abrid fuego ¡¡YA!!, primera cohorte de valquirias cubridlos, segunda y tercera cohorte al portón, ¡¡NO DEJEIS QUE PASEN!!

    El aceite y el plomo, de nada servian contra este enemigo, por lo que los ingenieros fueron al Reichtag a refugiarse, junto a los civiles desarmados.
    El sonido de dos millares de ballestas disparando incesantemente llenaron el aire, junto a los gruñidos de los ghouls asaeteados, caian por centenares, pero la negra marea pareciera no tener fin.
    Las valquirias no paraban de repelerlos conforme saltaban, mandoblazo tras mandoblazo, conforme caia uno, llegaba otro, el portón cedio y el sonido de la madera partiendose fue el reclamo para que entrando en un frenesí los asaltantes tomasen más impetu en sus acometidas.
    Algunas valquirias eran lanzadas por la muralla y el seco sonido de sus cuerpos al desnucarse era prueba de su muerte.
    En las torres, arriba, grandes onagros disparaban sendos proyectiles que traspasaban filas enteras de enemigos.
    Pero pronto, tambien estos fueron silenciados.
    Conforme la marea negra empujaba a los valientes guerreros de Esmirna, se hacia más imposible mantener la posición, las cohortes segunda y tercera, acabaron desbordadas y temiendo ser rodeados, la consúl ordenó replegarse al Reichtag, el último bastión defendible.
    A la carrera, un puñado de centenares de hombres lograron alcanzar el inmenso edificio, mientras las calles eran barridas por los guerreros de negro...

    Consúl Adalqisa von Ritterland - Centurión, ¿cuantos hombres quedan?.

    Centurión Alric - No muchos señora, doscientos treinta y seis, pero muchos estan heridos, no incapacitados, pero.. de normal no los llevaría al frente.

    Consúl Adalqisa von Ritterland - Ahora necesitamos todo, Alric, entrega las armas que queden en el arsenal a los civiles, no tenemos otra opción que resistir hasta que lleguen los refuerzos.

    Centurión Alric - Mi consúl, no vendrá nadie, estamos solos me temo, lo único que podemos, es morir con el honor intacto, aquí, en el mismo corazón de Esmirna y rezar a la Diosa que nos conceda el perdón por nuestro pecado, por permitir que la ciudad caiga en manos de infieles..

    Consúl Adalqisa von Ritterland - Entonces, avisemos a la Legio I.. tengo una última orden, tú, ven.

    Una joven valquiria, del cuerpo de arcangeles se acerca rápidamente.

    Consúl Adalqisa von Ritterland - Debes llevar esto a la Legio I KaylaEngels, entregaselo al Tribuno Kurt van Sonnentroop, es vital que llegue a su destino.

    Valquiria Konstanze - ¡Sí, mi Consúl!.

    Toma la carta que le es entregada, junto a una bolsa de viaje, echa de cuero endurecido.
    La bolsa le pesa, pero puede cargar con ella.

    La joven valquiria, sale corriendo del palacio y dando un salto, se eleva en el aire, las alas metalicas emiten un sonido agudo, casí músical, y su figura, se pierde en la oscuridad del cielo.

    Desde el cielo, la joven Konstanze observa la ciudad, como las llamas la alumbran y la ola de invasores, la envuelve como si de un manto negro se tratará.
    Una lágrima sale de sus ojos, azul celeste y cae a lo largo de sus mejillas.
    Su amada ciudad, destruida, el fuego, se acerca al Templo, pero entonces se percata de que la columna de luz que gobernaba el centro del Templo de Artemisa, no está.. ¿la Diosa les ha abandonado?.. continua su viaje, durante toda la noche surcando los cielos, nocturnos, hasta que el sol sale y observa bajo ella, una larga columna de soldados, ¡¡y el estandarte de oro con rayas rojas!!, al fin, la Legio I, la encontro.
    Desciende casí en picado y aterriza.

    Valquiria Konstanze - ¿Donde está el Tribuno?.

    Portaestandarte de la Legión - Allí, al final de la columna.

    Konstanze avanza corriendo, hasta toparse con el Tribuno, un hombre de mediana edad, robusto y de piel dorada por la constante exposición al sol.

    Valquiria Konstanze - Un mensaje de Esmirna, mi Tribuno.

    Entrega la carta y este la leé atentamente:

    Si la ciudad cayera, deben arrasar cada palmo del Reino, tierra quemada.
    La tierra, no vale nada, las vidas sí, traigan a cuantos pobladores lo deseén, dejen a los ancianos y a los presos, crucificadlos.
    Si quieren Esmirna, que la tengan, pero su mayor tesoro, el Sonnen Hertz jamás lo tendrán, sin él, la ciudad y las tierras nada son, salvo polvo y cenizas.

    Marcus I y Kayla I, reyes de Esmirna.

    En esos momentos, el Reichtag era vaciado de cadáveres, todos sus ocupantes, murieron durante la noche, cuando las municiones para las ballestas se acabaron, empuñaron las espadas, cuando las energias escasearon y los brazos fallaron, fue el fin.
    Y así, el 17 de Febrero de 1039, la Ciudad de Artemisa cayo en manos del Vástago y sus ejércitos oscuros.

    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Fragmento escrito por Falquian

    A las afueras de Esmirna.

    Un halcon llega al puño del oficial.

    Desatanto la bolsa de piel extrae las ordenes.

    La legion de Fuego debe ser puesta en marcha,soltad los halcones.



    -La orden es ya.
    La gutural voz del comandante desato el infierno.
    Miles de halcones volaban sobre el Reichtag, provocando confucion.
    A su vez la horda de Ghouls se movia entre las sombras,cada uno vinculado direcamente a su señor,desde mucho tiempo,cada uno antaño guerrero de Elite de su pueblo,ahora con la voluntad sometida y con el lazo del vinculo eran bestias incontenidas,sedientas de sangre y destruccion,casi demonios sin piedad.

    La defensa del Reichtag fue honorable,las guerreras eran fieras fieles a su patria,pero la invulnerabilidad de las bestias no tenian comparacion,la fuerza bruta pudo mas que la estrategia y Esmirna cayo.

    Ante los ultimos sobrevivientes el General hablo poseso.

    -Resguardad todos los conocimientos ,enviadlos al reino,que cada libro cada linaje sea guardado como un tesoro.Decidle a los escribas que copien cada uno de ellos y los hagan llegar al Leon de Esmirna.

    -General una Valquiria se escapa envio las gargolas?

    -No que sea muda testiga de que la llama del Templo se apaga pero no se profana,que lso habitantes que quedan seran humanamente tratados.

    El grito que se elevo en la noche retumbo por varios poblados.


    -POR EL TEMPLO Y POR EL CLAN TREMERE.

    GLORIAAAAAAAAAAAAAAAAA


    _________________
    La Justícia es mi sendero, el Honor mi guía, la Gloria, mi destino.
    Compus sui - Se dueño de ti mismo.
    Multi sunt vocati, pauci vero electi - Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.
    Pectus est quod disertos facit - Es del corazón de donde nacen los grandes pensamientos.


    ALL HAIL ESMIRNA
    avatar
    Marcus
    Rey de Esmirna
    Rey de Esmirna

    Masculino
    Pergaminos escritos : 808
    Edad : 31
    Feudo ó Ciudad : Villa Dragunova, Nova Esmirna, Bryandor Novaya
    Titulo nobiliario : Rex Esmirniarum
    Lado : Rosa
    Personaje : Nozomu Itoshiki
    Raza: Euro-asiático
    Sexo: Hombre
    Religión/cultura: Judía
    Deidad: Yavhé
    Titulos Honorificos: Profeta del Fuego, Director General de la Compañia Santa Vania.
    Clan familiar: von AS
    Tribu Gremial: Compañia Santa Vania
    Cónyuge/Pareja:
    Hijos:
    Gremio :
    Fecha de inscripción : 14/09/2008

    Re: Odas bélicas

    Mensaje  Marcus el Sáb Nov 29, 2008 6:53 pm

    El exilio
    Capitulo I - La misión y la Resistencia

    Despues de varios días de agotadora marcha, los restos de la Legio I llegan al oeste, cerca de su antigüo cuartel, desde donde atisvan a lo lejos la cordillera Kouran y las sierras de los Guardianes y de Sikario.
    El Tribuno Kurt permanece de pie, oteando el horizonte.
    Sus hombres, agotados por la larga marcha, caen al suelo resoplando, apenas si tienen fuerzas para mantenerse en pie.
    Es hora de descansar, pero antes, deben cumplir su misión.

    Tribuno Kurt - Konstanze, despues de esta noche, cuando estes descansada, tomarás un bajel y marcharas a ver al rey.
    Es prioritario que llegue a él lo que contiene la bolsa que portas encima.

    Valquiria Konstanze - Pero.. mi tribuno, deseo permanecer con la Legión, aquí, en nuestro hogar, podemos recuperarlo.

    Tribuno Kurt - No, Konstanze, en la academia de oficiales, hay un dicho, un General que sepa cuando puede ganar y cuando no, siempre saldrá victorioso.
    Esta batalla, la hemos perdido, no hay porque sacrificar más vidas de las necesarias.
    Nosotros, seguiremos recaudando oros y rescatando civiles, hasta que no queden más oros y civiles o nos veamos obligados a marchar.
    Ahora avisa al Pretor Pirvan Wayward y traedlo a mi presencia.

    Valquiria Konstanze - ¡Sí, mi tribuno!.

    La joven sigue el camino de tierra hasta el valle donde el ejército acampa.
    Kurt se sienta en un tocón que tiene frente a él y relaja sus musculos, pesada es la carga que han impuesto sobre ellos, de expulsar saqueadores y mantener la ley en el norte, ha pasado a tener que ser el guia de miles de refugiados.
    Es despertado de su ensoñamiento por unos pasos que se acercan, alza el rostro y mira a la joven Konstanze y su acompañante, el Pretor Pirvan.

    Pretor Pirvan - ¿Querias verme?

    Tribuno Kurt - Sí, necesito que escoltes con tus hombres a esta valquiria, es de vital importancia, así que se cauteloso, ya sabes, nada de ir por los senderos ni por campo abierto, ve siempre por bosques y montañas, esquiva las ciudades y fuertes, aunque sean amigos, no hay que olvidar la lección de Angelus, y sobretodo, no dejes que un juden taimado te desangre por un pasaje, estos navios estan viejos y carcomidos, así que no sé cuanto tiempo podreis viajar en ellos, mañana al alba, os haceis a la mar y seguid sin mirar atrás, es una orden.

    Pretor Pirvan - No te preocupes, llegará sana y salva hasta los reyes.

    Tribuno Kurt - Ahora, retiraros, debereis estar descansados para el viaje.

    Kurt, observa la aldea a lo lejos y suspira, ¿a donde iran ahora?, ¿que destino tiene la Diosa para ellos, sus fieles hijos?, esta demasiado cansado para pensar, baja al valle y se une a sus hombres, que vacian sus jarras de cerveza y vino de un sólo trago.

    Toma un pergamino y anota las provisiones que necesitarán, además de destinar algunas, al grupo de Konstanze.

    Biberes:

    Carne - 10.582 onzas
    Verduras y frutas - 14.110 onzas
    Vino y cerveza - 154 Galones

    Mira el pergamino y corrije

    Vino y Cerveza - 150 Galones
    Llena una jarra de vino y la bebe de un trago.
    Mañana, será otro día, aún más duro, se acuesta en su improvisado catre y cae en brazos de Morfeo.

    04 de Agosto del año 1039 d.C.
    (Hace 41 días) Para: Moises
    Asunto: Día I el Desembarco

    Moises Una decena de galeazas surcaba las negras aguas del nocturno mar.
    El repetitivo golpe de tambores marcaba el ritmo a los remeros que aunaban sus fuerzas a las del viento, empujandolas y haciendo que las enormes construcciones de madera se deslizasen rápidamente.
    En la mesana de los navíos se agita con furor la bandera de la Esmirnen KriegesMarine, la Marina de Guerra Esmirniana, en las velas el escudo del Reino, Naranja y sobre él un león de oro que furiosamente protege una flor de lis, que vista de cerca, es en realidad una Edelweiss, la flor de la reina.
    Las valquirias terminan de preparar sus monturas, alimentarlas bien para el día ajetreado que les espera, pulen las armaduras y enmiendan sus uniformes y calzados.
    Los herreros y herreras sacan filo por ultima vez a las espadas, lanzas y algunos escudos.
    El almirante de la flota norte, Hans Spielmann observa el horizonte, desde el que ve la ciudad de Bergen y a ambos lados, exhuberantes pastos y aldeas superpobladas de pescadores.
    Toma un carnero y con una afilada daga, lo degolla, dejando verter su sangre en una patera (cuenco sagrado para libaciones y ofrendas a los dioses antigüos), una vez llena, el cuerpo es lanzado al mar, para que Poseidón guie a buen puerto los navíos, tal como hizo en su altar en la costa.
    Toma la patera y emite una serie de canticos, una a una, las valquirias pasan y mojando la yema de sus dedos, trazan un simbolo en sus frentes, para que la Diosa les otorgue su bendición, las protega y salgan victoriosas de la contienda que van a afrontar...

    Al mismo tiempo, un misterioso mensajero se persona en la fortaleza de Moises.
    Hace una reverencia con un claro estilo oriental y le tiende un papiro de una gran calidad, que desprende un ligero aroma a rosas.
    Esta lacrada con el sello del rey de Esmirna, su viejo amigo Marcus.

    Mi estimado Moises, hoy, nos encontramos por desgracia enfrentados, por politica, mentiras y otra serie de desventuras, se anuncio el fin de nuestra Era y el comienzo de la de nuestros hijos, más los presagios no trajeron ese futuro.
    Con pesar, he de anunciaros la inmediata acción hostil por parte de mis ejércitos hacia tí y los tuyos.
    No es mi intención acabar con vuestra vida, pues soys mi amigo y no sería por ende, capaz de tamaño atropello, ni siquiera me veria con fuerzas para ordenar vuestro encarcelamiento, pues nada malo habeis echo contra mi reino, todo lo contrario.
    Os agradezco que tengais a bien cuidar de mi hermana y os pido que comprendais, que mi lugar esta con mi esposa y mis camaradas, es por ello que no tengo otra alternativa que atacaros.
    Pero tened la seguridad, de que en modo alguno esto cambiará mi forma de ver en vos, a un hombre de gran nobleza, a un amigo.

    Recibid un abrazo y mis mejores deseos.

    Vuestro amigo, Marcus.


    _________________
    La Justícia es mi sendero, el Honor mi guía, la Gloria, mi destino.
    Compus sui - Se dueño de ti mismo.
    Multi sunt vocati, pauci vero electi - Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.
    Pectus est quod disertos facit - Es del corazón de donde nacen los grandes pensamientos.


    ALL HAIL ESMIRNA
    avatar
    Marcus
    Rey de Esmirna
    Rey de Esmirna

    Masculino
    Pergaminos escritos : 808
    Edad : 31
    Feudo ó Ciudad : Villa Dragunova, Nova Esmirna, Bryandor Novaya
    Titulo nobiliario : Rex Esmirniarum
    Lado : Rosa
    Personaje : Nozomu Itoshiki
    Raza: Euro-asiático
    Sexo: Hombre
    Religión/cultura: Judía
    Deidad: Yavhé
    Titulos Honorificos: Profeta del Fuego, Director General de la Compañia Santa Vania.
    Clan familiar: von AS
    Tribu Gremial: Compañia Santa Vania
    Cónyuge/Pareja:
    Hijos:
    Gremio :
    Fecha de inscripción : 14/09/2008

    Re: Odas bélicas

    Mensaje  Marcus el Vie Feb 06, 2009 2:08 pm

    El enorme bastión que se alzaba ante si, rodeado de granjas, pastos y una interminable playa era una visión paradisiaca para Konstanze.
    Despues de más de tres años de interminable viaje, al fin llegaba a su destino, en aquel alejado islote donde sus reyes estaban exiliados desde hacia muchos años.
    Y sabia bien que era por designio de la mismisima Diosa, pues tras desembarcar en la Helade, no encontro si no tropas enemigas y campos anegados por huesos, armas, cenizas.. dantesco paraje propio de un apocalipsis.
    Tras ella, los remeros-guerreros de Windjöe se movian de forma sincronizada, haciendo que el drakkar atravesase el mar como un trueno el cielo.
    La joven, nunca penso que se alegraria tanto de ver una nave pirata, pero por fortuna, con el oro que le quedaba y gracias al escudo del reino, consigio pasaje.
    Al caer la tarde, el drakkar llego al puerto de Solveig.
    El estandarte del Sol Negro, con el león y los unicornios les recibio.. al fin estaba en casa, su rostro se ilumino y agito los brazos por la emoción.
    Meciendose suavemente, como una cuna, arribo y se detuvo el navio.
    Una amplisima sonrisa se dibujo en el rostro de la valquiria al reconocer las caras de algunos de sus compañeros de la KaylaEngels.
    Salto a tierra y se abalanzo sobre el Pretor Pirvan y el Tribuno Kurt.
    Se pago generosamente a la tripulación del drakkar y se les invito a descansar en la torre del homenaje.
    Pasaron por el altar de Neptuno y dejaron sus ofrendas, agradeciendo el buen viaje que el dios del mar les habia dado, permitiendoles navegar por sus sendos dominios.
    Marcus recibio a Konstanze poco despues y recibio la bolsa que contenia lo más sagrado del reino, la reliquia más arcaica, anterior al templo de Artemisa, tras lo cual, les conto a la corte sus peripecias hasta llegar.
    Tras escuchar la narración, tanto Kayla como Marcus estuvieron de acuerdo en otorgarle la Cruz de Hierro y nombrarla custodia de los ministerios secretos de la Diosa.
    Con una suave brisa otoñal, Marcus y Kayla llamaron a sus hijos, Achilles y Circe.
    En la más absoluta soledad, tan sólo acompañados por Konstanze, les desvelaron el secreto y les dieron la bolsa.

    Rey Marcus - La guerra, ha concluido, mas recuperar lo perdido es absurdo, esta Era termina y comienza una nueva, una que os pertenece a vosotros.
    La Diosa tejio nuestro destino y es esta isla, rodeados de amigos, de paz y de calma.
    Para nosotros, lo más importante no fueron las tierras, ni los oros, lo importante siempre fue tenernos el uno al otro.
    No os desvieis de ese camino y suceda lo que suceda, la Diosa os protegera como nos protegio a nosotros.
    Vuestra Era comienza, haceos un nombre y encontrad vuestro destino, sea este cual sea.
    Que el apellido von AS vuelva a brillar a la luz del sol, hijos mios.

    Ambos adolescentes, marcharon entusiasmados, dispuestos a prepararse para el largo viaje que les esperaba, al fin habia llegado su momento, se harian más famosos que sus antepasados, serian más valientes que Elros Súrion, el Normando, más que Kouran el Griego, Kouran II el Germano, Magnus el Finlandes o Marcus el Esmirniano.

    Marcus, tomo la mano de Kayla y ambos, observaron con orgullo a sus hijos, luego, miraron las tierras que les rodeaban y sonrieron, sin duda, el cambio era más que justo, esas vistas al mar, esas tierras tan fertiles.. era un buen lugar para descansar.

    Y así es como termina la historia de los primeros reyes de Esmirna, en la Hacienda von Friedhof, donde vivieron durante largos años y fueron testigos de la grandeza de sus hijos.
    Viviendo a lo grande, con banquetes, orgias y demás, gracias a los ingresos que les proporcionaban las tierras que amablemente les habia cedido su amigo.

    La mayoria de los Esmirnianos, llegaron a salvo a la isla, que compartieron con los Simarthanos, dos reinos amigos, que encontraron la forma de subsistir juntos.

    Konstanze viajo con los hijos de Kayla y Marcus.


    _________________
    La Justícia es mi sendero, el Honor mi guía, la Gloria, mi destino.
    Compus sui - Se dueño de ti mismo.
    Multi sunt vocati, pauci vero electi - Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.
    Pectus est quod disertos facit - Es del corazón de donde nacen los grandes pensamientos.


    ALL HAIL ESMIRNA

    Contenido patrocinado

    Re: Odas bélicas

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 12:08 am